tomar-moringa-polvo

MORINGA: LA PLANTA MILAGROSA PARA CURAR ENFERMEDADES

La moringa es un árbol ancestral originario de la parte india del Himalaya, aunque hoy en día se cultiva en muchos países del mundo. Las diferentes partes de este árbol se consumen con fines nutricionales, medicinales o cosméticos, y se utilizan tanto las raíces, como las semillas, las flores, los frutos, el tronco o las hojas. La planta de la moringa es conocida como “la planta milagrosa” o “el árbol de la vida” por sus propiedades curativas y alto contenido en nutrientes, y porque desde tiempos ancestrales se ha utilizado para ayudar a curar una larga lista de enfermedades de diferentes tipos y paliar el dolor que estas provocan. ¡Sigue leyendo este artículo para descubrir varios motivos por los que deberías consumir la moringa!

 


240 Comprimidos de 500mg (Moringa oleifera - Elikafoods ®)
+
In stock
19.00 10% IVA incluído
Comprimidos de MORINGA (240)

 

1. Moringa para las articulaciones

Esta planta es especialmente efectiva a la hora de reducir la inflamación, ya que sus componentes, entre ellos los ácidos fenólicos, provocan un efecto antiinflamatorio en el organismo humano. Concretamente, la moringa es realmente buena para la enfermedad de la artritis, que puede incluso hacerla desaparecer por su efecto antiinflamatorio, y disminuye sus dolencias. Asimismo, esta planta posee un alto contenido de hierro, magnesio, potasio y calcio que ayudan a fortalecer los huesos y el sistema locomotor en general, cuidándolo y previniendo futuras enfermedades o dolencias de las articulaciones.

2. Moringa para la anemia

Como he mencionado, la moringa posee una amplia variedad de nutrientes, entre ellos las vitaminas y el hierro. El hierro es un componente muy importante en el organismo humano, especialmente en la sangre, puesto que es esencial mantener un nivel regulado de hierro en la sangre o podrás sufrir problemas de circulación. La enfermedad sanguínea más común es la anemia, mucha gente padece esta enfermedad a causa del bajo nivel de hierro en su sangre. El consumo de la moringa aporta los nutrientes esenciales como la vitamina C y el hierro a la sangre, cuya combinación favorece la absorción de este último. Los nutrientes de esta planta evitan la carencia de estos nutrientes en la sangre y por lo tanto la anemia.

3. Moringa para dolores gástricos

La moringa es de gran valor para prevenir diferentes problemas y dolores gastrointestinales como las úlceras, el ardor de estómago, los parásitos intestinales, el estreñimiento… En primer lugar, la acción antiulcerosa de esta planta ayuda consideradamente a prevenir y evitar la aparición de úlceras en el tracto gastrointestinal. Por otro lado, los componentes químicos de las hojas de la moringa calman los efectos del ardor de estómago o las agruras, así como la gastritis, aliviando la molestia y también combate el estreñimiento. Además, la moringa también posee el efecto antibiótico y antibacteriano, por lo que inhibe y ayuda a reducir la aparición y el crecimiento de microorganismos patógenos en el tracto digestivo que son los principales causantes de los diferentes dolores de estómago. De hecho, en la medicina ayurvédica la moringa se utiliza para expulsar del tracto digestivo parásitos como las lombrices.

 

4. Moringa para el dolor de cabeza

En la medicina tradicional india, las hojas de la moringa se utilizaban para eliminar o al menos intentar reducir el dolor de cabeza como las migrañas o las jaquecas por sus propiedades antiinflamatorias mencionadas anteriormente. Además, esta planta favorece la relajación, el descanso y facilita la conciliación del sueño. Antiguamente en a india se realizaba una pasta con las hojas y agua y se dejaba reposar sobre la frente de la persona con dolor de cabeza, y esto se sigue haciendo a día de hoy en muchos países asiáticos. También se puede preparar una infusión de hojas de moringa y tomarla cuando se tienen migrañas o jaquecas, y ayudará a hacerlas desaparecer. La fiebre también se puede reducir con esta planta, mediante el uso de un paño mojado en la pasta de hojas de moringa.

Además de estos dolores y enfermedades, la moringa también ayuda a reducir la hipertensión arterial, las alteraciones del tiroides, la diabetes de tipo II… y es estimulante del sistema inmunológico, por lo que ayuda a combatir cualquier enfermedad debido a sus propiedades antioxidantes. En definitiva, esta planta milagrosa puede ayudar a curar una larga lista de enfermedades y dolores físicos.


Leave a Comment